miércoles, 22 de enero de 2014

Pixar y sus 22 reglas para contar historias
Publicado el 15 - Ene - 2014
 
 
 
 
 
Twitter es un universo de micro blogs al que no siempre prestamos atención debido a la enorme cantidad de usuarios que publican tweets diariamente. Entre las olas de información que circula en esta red, a veces, encontramos cuentas que son verdaderamente interesantes, como la de Emma Coast, guionista y animadora de Pixar. Coast publicó, hace un tiempo, una lista de 22 reglas básicas para escribir una historia, según los criterios de Pixar, misma que reproducimos a continuación:
1. Se admira más a un personaje por intentar conseguir un objetivo más que por conseguirlo.
2. Tienes que tener en mente lo que es interesante para ti como espectador, no lo que es divertido hacer como escritor. Pueden ser cosas muy diferentes.
3. Buscar el tema es importante, pero no sabrás de qué va la historia hasta que estés al final. Cuando llegues, reescribe.
4. Érase una vez ___. Todos los días, ___. Un día ___. Debido a ello, ___. Debido a ello, ___. Hasta que al final ___.
5. Simplifica. Céntrate. Combina personajes. No te desvíes. Puede parecer que estás perdiendo cosas potentes pero te hará libre.
6. ¿En qué es bueno tu personaje? ¿O en qué se siente cómodo? Pon lo contrario en su camino. Desafíalo ¿Cómo reaccionaría?
7. Ten claro el final antes de pensar en el medio. En serio. Los finales son difíciles. Ten en el tuyo cuanto antes.
8. Termina tu historia, sigue avanzando incluso si no es perfecta. En un mundo ideal podrás tener ambas cosas, pero lo importante es seguir avanzando. Lo harás mejor la próxima vez.
9. Cuando estés atascado, haz una lista de las cosas que NO pasarían a continuación. Muchas veces lo que necesitas para seguir avanzando aparecerá.
10. Fíjate en las historias que te gustan. Lo que te atrae de ellas es parte de ti; tienes que reconocer esos elementos antes de poder usarlos.
11. Poner la historia en papel te ayuda a darle forma. Si se queda en tu cabeza como idea perfecta nunca la compartirás con nadie.
12. Desestima la primera cosa que se te venga a la cabeza. Y la 2º, 3º, 4º, 5º – no te quedes con lo obvio. Sorpréndete a ti mismo.
13. Dale opiniones a tus personajes. Un personaje pasivo/maleable puede parecer bueno para ti como escritor pero es veneno para la audiencia.
14. ¿Por qué debes contar ESTA historia? ¿Cuál es la inquietud que arde en tu interior y de la que se alimenta la historia? Ese será su corazón.
15. Si fueras el personaje ¿Cómo te sentirías en su situación? La honestidad da credibilidad a situaciones inimaginables.
16. ¿Qué está en juego? Danos razones para que nos importe el personaje. ¿Qué pasa si no consigue su objetivo? Pónselo todo en contra.
17. Ningún trabajo va a ser desperdicio. Si no funciona, déjalo y ponte a otra cosa – Te será útil más adelante.
18. Tienes que conocerte a ti mismo: la diferencia entre hacerlo lo mejor que puedes y pasarse de perfeccionista. Una historia consiste en probar cosas, no en la perfección.
19. Utilizar coincidencias para meter a los personajes en problemas es fantástico; usarlas para sacarlos de los problemas es hacer trampas.
20. Un ejercicio: coge las secuencias de una película que no te guste. ¿Cómo las re-ordenarías para convertirla en algo que SI te gusta?
21. Tienes que identificarte con tus situaciones/personajes, no se trata de escribir cool. ¿Qué te haría actuar como lo hacen los personajes?
22. ¿Cuál es la esencia de tu historia? ¿Y la manera más económica de contarla? Si conoces estas respuestas, puedes escribir la historia partiendo de ello.