miércoles, 11 de abril de 2012

EL DECÁLOGO DEL BUEN CRÍTICO

1 - Serás independiente, competente y sincero. El amiguismo y los compromisos son las lacras de tu oficio.­

2 - Serás el hombre (o la mujer) más culto de tu era.­

3 - Confiarás en tus instintos. Si te sedujo por algo fue.­

4 - Oirás a Nietzsche. Optarás por la soledad de los lobos en lugar del calor de los rebaños. Recuerda que las empresas de comunicación tienen su propia agenda.­

5 - Ignorarás el canto de las sirenas ideológicas. Arderás por siempre en el averno si osas condenar a un escritor por esgrimir ideas diferentes a las tuyas.­

6 - Cultivarás tu propio jardín. El estilo es la única herramienta de que dispone el crítico para persuadir. ``Si resulta mediocre o incompetente en este aspecto, su eficacia será nula'', destaca el gran Ignacio Echevarría.­

7 - Dedícale a la obra tiempo de reflexión.­

8 - Investiga el contexto. Conocer al autor (y a la era del autor) mejora la comprensión de la obra. No leas otras críticas hasta después de haber concluido la tuya.­

9 - Da razones. Aplica algún parámetro objetivo. Harold Bloom postula que la fuerza estética es la combinación de cinco valores: originalidad, poder congnitivo, sabiduría, exuberancia en la dicción, manejo de la metáfora.­

10 - No te dejes intimidar. Hasta los más grandes tienen sus días malos.­
Por Guillermo Belcore

PD: El único método de crítica es el yo (Samuel Johnson).

PD II: Que mi enemigo escriba un libro (antigua maldición)