lunes, 17 de agosto de 2009

Arturo Arias, escritor de Guatemala

Sopa de caracol

³Me gusta sacarle sentido al lenguaje en todas sus maneras, la más evidente es jugar con las palabras de manera que suenen así: ³Golosamente glosando el glorificado guateque guaraposo, la glotis glotonamente haciendo ³glúglú² mientras gritaba gregaria los graciosos, gráciles garabatos grasosos del glúteo como un glucómetro, glorifiqué mi cuerpo cada vez más glutinoso y gozoso gorgoteando gloriada glucosuria².

Lo otro es que las palabras también son signos, son dibujos de alguna manera aunque no logremos pensar en ellos así, cuando pensamos en los glifos mayas o la escritura china se nos hace más obvio, pero en la escritura latina lo pensamos menos, pero las palabras tienen formas y se puede jugar con ellas, y a mí me gusta mucho que proyecten algún sentido por su misma forma o por su misma manera de dibujarlas³.