miércoles, 27 de abril de 2011

Claudia Piñeiro y las novelas policiales : qué dar y qué no dar

«De mis tres novelas, Tuya es la más policial. Lo que más me gusta es el suspenso, más que el policial en sí mismo; prefiero una trama con más ribetes psicológicos y sociológicos», señala la autora de Las viudas de los jueves y Elena sabe. «El policial me permite contar una historia que sé hacia dónde va y lo que voy a contar. De alguna forma también te ata porque en un policial no podés alejarte demasiado de la trama», explica la escritora. «Si bien me gusta la digresión y contar historias paralelas a la trama en sí misma, y muchas veces la trama es una excusa para contar otras cosas, en el policial siempre tenés que volver al crimen que prometiste contar. Me siento más segura.» Piñeiro advierte que la clave del suspenso es «cuánto doy y cuánto no doy, porque si no das, no generás suspenso sino sorpresa», aclara. «Si no te digo nada y dentro de cuatro capítulos explota una bomba y se mueren todos, evidentemente eso es sorpresa pero no es suspenso, como decía Hitchcock. Yo tengo que ir dosificando determinadas cuestiones para generar un interés sobre alguna rama de lo que estoy contando, y después hay que atar todos los cabos sueltos. El policial tiene un entramado de relojería que a lo mejor otro tipo de historias no tiene».

1 comentario:

-LuCaS- dijo...

Muy cierto, pienso lo mismo que Claudia. La mejor forma de escribir un policial es esa, ir dándole de a poquito los datos al lector, ir despertando curiosidad, que se haga preguntas y que investigue. Creo que es la manera de que se mezcle él mismo con los personajes de la historia.
Muy buen aporte, gracias.