domingo, 14 de septiembre de 2008

Osvaldo Soriano revela los secretos de Alejandro Dumas

Dumas, Alejandro es quien revela las claves. La técnica de la novela en episodios esta emparentada con la del cuento, en la medida de que en una corta distancia es necesario atrapar al lector, tenerlo en vilo y largarlo en un final frustrante, que es la mejor manera de cerrar un cuen. Los queridos lectores se vuelven entonces activos y empiezan a imaginar una ovarias maneras de continuar , mientras esperan el próximo número sobre el que van a precipitarse para saber si el autor a tomado en cuenta o no sus hipótesis. Es la técnica que todavía utilizan los baqueanos del suspenso en el cine y las tiras de televisión. Dumas trabaja doce horas por día, a razón de quince minutos por página de cuarenta líneas por cincuenta letras a la línea; bien o mal , escribo veinticuatromil letras en veinticuatro horas." Para ahorrar tiempo, evita la puntuación que le deja a sus secretarios, quienes corrigen y pasan los originales a limpio. Ellos anotan la rutina: poco importa cómo y con quién ha pasado la noche, Dumas toma un rápido desayuno y se instala en su escritorio: escribe con pluma de cisne o de ganso en hojas celestes. En ese espacio de veintiocho por cuarenta y cuatro centímetros, desafía todas las estrategias literarias de su época. Es genial de veras el tipo: tiene un estilo seco, irónico y distante que atrapa de entrada. Sus mujeres, buenas o malas,son maravillosas.D'Artagnan, Athos, Portos y Aramis son los héroes más conocidos , pero otros son mejores, por ternura o por cinismo. ¿Cómo hace?:"Sea yo quien posee el procedimiento, o el procedimiento que me posee a mí, aquí lo anoto tal cual es:empezar siempre por el interés en lugar de empezar por el aburrimiento; por la acción y no por la preparación ; hablar de los personajes después de hacerlos aparecer, en lugar de hacerlos aparecer después de hablar de ellos". Soriano, Osvaldo hablando de "Página 12", 11/12/93: