domingo, 14 de septiembre de 2008

Susana Silvestre: presión y profundidad

"Una manera de narrar un cuento podría sintetizarse así: un cuento se escribe desde el final, las primeras líneas apuntan ya al desenlace. Al contrario de la novela, el cuento debe ceñirse a una extensión predeterminada, cualquier elemento que no apunte a producir el efecto deseado opera como interferencia, es hojarasca. En "Algunos aspectos del cuento" Julio Cortázar apunta que el cuento debería ser incisivo, mordiente , sin cuartel desde las primeras frases". Afirma que al investigar la primera página de un "gran cuento" le sorprendería encontrar elementos gratuitos o meramente decorativos. El cuento sabe que no puede proceder acumulativamente , que no tiene por aliado al tiempo, que su único recurso es trabajar en profundidad, verticalmente." Y agrega : "El tiempo del cuento y el espacio del cuento tienen que estar como condenados , sometidos a una alta presión espiritual y formal .("Clarín", 11/8/94 )